Ojalá la publicidad fuera poesía

Ojalá la publicidad fuera poesía.
Ojalá las guerras fueran debates de corazón.
Ojalá llovieran gominolas tras rubricar el divorcio.
Ojalá sonara un swing mientras desahucian nuestro pasado.

Ojalá.

De momento,
iremos tirando.

 

(Te doy la bienvenida. Si te apetece, tenemos hasta un prólogo de Óscar Bilbao.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *